La dieta planetaria o cómo alimentarnos cuidando el planeta

¿Cuál dirías que es la dieta más saludable para las personas y para el planeta? La dieta predominante actualmente, la llamada dieta occidentalizada -pobre en vegetales, rica en proteína animal, alimentos ultraprocesados, azúcar y sal-, junto con el sedentarismo y un sistema agroalimentario insostenibleestá causando daños catastróficos en el planeta y es la causa de muerte de 11 millones de personas al año, según un estudio de la revista The Lancet, elaborado por 37 personas expertas de 16 países.

Esta comisión de científicos y científicas tenía el objetivo de responder a la pregunta «¿Se puede alimentar a una población de 10.000 millones de personas con una dieta saludable y en el marco de los límites planetarios ?» La respuesta fue un sí rotundo. Ahora bien, sólo es posible si todo el mundo adopta la llamada dieta planetaria , reduce a la mitad la ingesta de proteína animal y duplica el consumo de verdura, legumbres y frutos secos.

Según la propuesta de esta comisión científica, con la dieta planetaria a gran escala se reduciría en gran medida el número de muertes a causa de la malnutrición o las enfermedades no transmisibles (el sobrepreso y la obesidad están relacionados, junto con la falta de actividad física, con su aparición: incluyen problemas de salud crónicos como la diabetes, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer).

Además, el sistema alimentario actual es responsable de un tercio de las emisiones de efecto invernadero , según la FAO. Si todas las personas siguiésemos la dieta planetaria que propone la comisión, habría una reducción significativa de las emisiones de GEI , se protegería la biodiversidad, mejorando la calidad del suelo y el agua.

Esta dieta planetaria se asemeja a la llamada popularmente dieta flexitariana , que se basa principalmente en alimentos de origen vegetal (hortalizas y frutas, cereales integrales, legumbres y frutos secos) pero que ocasionalmente puede incluir cantidades modestas de pescado, carne (preferentemente blanca) y productos lácteos. Según el estudio, habría que reducir también el consumo actual de vegetales con almidón (patata y otros tubérculos y maíz, principalmente).

Esta idea de que a través de la dieta podemos contribuir a luchar contra la crisis climática está cada vez más extendida y la han remarcado muchos autores, como el nutricionista, dietista y comunicador Aitor Sánchez. Ha escrito cuatro libros sobre alimentación sostenible y saludable, el último de los cuales se titula «Tu dieta puede salvar el planeta».

> Recupera la conferència que va impartir a la seu de Fundesplai en què en resumeix els continguts. 

La dieta planetaria también la ilustró de una forma muy gráfica la “Comisión EAT-Lancet Alimentos en el Antropoceno” a través de un plato que representa las proporciones ideales de cada grupo de alimentos para el consumo medio de una persona:

Adaptación al castellano del plato elaborado por la Comisión EAT-Lancet.

> Consulta el informe “Dietas saludables a partir de sistemas alimentarios sostenibles” de la Comisión EAT-Lancet.

¿QUÉ ALIMENTOS HAY QUE REDUCIR?

  1. LOS ALIMENTOS MALSANOS: disminuir el consumo de alimentos claramente vinculados a un mayor riesgo de padecer enfermedades y, también, a un mayor impacto ambiental: menos sal, azúcares, carne roja y procesada y productos ultraprocesados.
  1. LA PROTEÍNA ANIMAL: reducir el consumo de carne y otros tipos de proteína animal permite mejorar la salud de las personas, combatir la emergencia climática, evitar la deforestación, contribuir al bienestar animal… Profundiza en la temática con el artículo “7 razones para reducir el consumo de carne”.

¿QUÉ ALIMENTOS HAY QUE POTENCIAR?

La Agencia de Salut Pública de Catalunya hace recomendaciones muy similares a lo que propone la dieta planetaria y pone el énfasis en:

  1. MÁS FRUTA Y VERDURA : Hay que potenciar el consumo de alimentos que actualmente comemos por debajo de lo recomendable: más frutas y hortalizas, legumbres y frutos secos. Combinarlos con una vida activa y social.
  1. PROXIMIDAD, TEMPORADA E INTEGRAL: Es necesario priorizar, ante dos opciones similares, la más saludable: siempre que puedas, escoge alimentos integrales, de temporada y proximidad.
  1. ACEITE DE OLIVA VIRGEN Y, PARA BEBER, SIEMPRE AGUA: siempre que puedas, escoge aceite de oliva virgen y bebe agua (reduciendo o eliminando el consumo de bebidas azucaradas o alcohólicas).

Hagamos un repaso de la media de consumo de algunos de estos alimentos comparado con lo que desde la Agencia de Salut Pública recomiendan que se consuma:

FRUTA

El consumo recomendado de fruta es de tres raciones diarias, como mínimo. Compartimos el artículo “7 mitos sobre las frutas y verduras” para que olvides algunas de las falsas creencias en torno al consumo de fruta.

HORTALIZAS

Por lo que respecta a las hortalizas, se recomienda consumir dos raciones diarias , como mínimo. Actualmente, el consumo medio es de media ración, muy por debajo de lo recomendado.

LEGUMBRES

Las legumbres son un elemento muy beneficioso para la salud de las personas y del planeta. 

Tal y como explica el Canal Salud de la Generalitat de Catalunya , las legumbres están formadas por un alto contenido en fibra que proporciona sensación de saciedad y facilita el tránsito intestinal. Además, el consumo habitual de legumbres disminuye el colesterol, los triglicéridos, algunos tipos de cáncer y promueve la salud cardiovascular.

Por lo que respecta a su valor nutricional, las legumbres contienen nutrientes beneficiosos como la fibra, vitaminas, minerales, antioxidantes, proteínas e hidratos de carbono. 

Además, en lo que se refiere a la sostenibilidad ambiental, tienen un buen puñado de beneficios: enriquecen la agrobiodiversidad y la diversidad paisajística; mejoran la fertilidad del suelo y la productividad de las tierras agrícolas; su producción genera muy pocas emisiones de gases de efecto invernadero comparado con otros alimentos proteicos; y se necesita mucha menos agua para producir 1 kg de legumbres que 1 kg de proteína animal. De hecho, tal como recoge la FAO , para producir 1kg de ternera se necesitan unos 13.000 litros de agua mientras que para producir 1 kg de lentejas sólo se necesitan 1.250 litros.

> Lee el artículo «10 variedades de legumbres de proximidad en Catalunya» y ¡cárgate de razones para consumir más legumbres! 

> También te invitamos a leer el artículo “7 razones para reducir el consumo de carne” 

FRUTOS SECOS

Varios estudios, como el que hicieron desde Harvard en 2013, corroboran que un elevado consumo de frutos secos se relaciona con menos mortalidad y menor riesgo de padecer algunos tipos de cáncer, enfermedades respiratorias, enfermedades cardiovasculares o diabetes. 

Además, en el caso de Catalunya, tenemos la suerte de vivir en un territorio en el que podemos disfrutar de frutos secos de proximidad y de alta calidad. ¡Aprovechemos las almendras, avellanas, nueces y piñones de nuestra tierra!

> Lee el artículo “10 recetas deliciosas con frutos secos” para conocer otros beneficios para la salud, trucos y recetas para chuparse los dedos! 

Esperamos que estos recursos te hayan sido de utilidad para acercarte a la dieta de salud planetaria . ¡Ven a la exposición Menja, Actua, Impacta y descubre muchos más trucos, consejos y recursos para hacer avanzar tu alimentación hacia una dieta planetaria!

Este artículo ha sido publicado originalmente en el portal web https://eat-life.fundesplai.org en el marco del proyecto europeo EAT:LIFE.

 

 

Más información sobre Sostenibilidad y dieta planetaria, Sostenibilitat i dieta planetària, Sostenibilitat i dieta planetària

Entrevista

28/03/2023

Espigoladors: luchando contra el desperdicio de alimentos

Conoce a la Fundación Espigoladors, una de las múltiples iniciativas que han surgido últimamente para luchar contra la pérdida y el desperdicio de los alimentos.

Recurso

21/03/2023

9 tipos de algas comestibles

Cada vez más personas están incorporando las macroalgas y microalgas en su dieta. ¿En alguna ocasión has comido? ¿Sabes que son una gran fuente de nutrientes?

En profunditat

14/03/2023

5 fuentes de proteína alternativas a la carne

Descubre nuevas fuentes de proteína alternativas a la carne tradicional, que generan menor impacto en el medio ambiente.